La perfección esta en la IMPERFECCION

Hoy cuando miraba mis fotos , repetía una y otra vez esta frase en mi mente…

“La perfección esta en las IMPERFECCIONES”

Se preguntaran por que?? La respuesta es sencilla… miraba mi foto y decía hay en esta sonreí como raro, cerré mucho los ojos o me veo muy cachetona…jajaja escribiéndolo suena muy chistoso. Pero saben que fue lo mejor?? Que cuando me di  cuenta que me estaba criticando, inmediatamente hice un cambio de chip. Empece a buscar las cosas que SI me gustaban de la foto y es increíble como todo el panorama cambia.

Siempre vamos a encontrar algún defecto o imperfección en nuestras vidas. Puede ser algo físico o una actitud en fin…Pero lo mas hermoso es reconocer que nunca seremos perfectos, que son todos estos defectos los que nos hacen tan perfectos…

  • Que cada día debemos criticar menos y sonreír mas…
  • Gritar menos y cantar mas…
  • Pelear menos y abrazar mas…
  • Dormir menos y bailar mas…
  • Juzgar menos y amar mas…

Muchas personas viven sus vidas pensando que deben ser perfectos, que deben mantener una mascara sobre sus caras para que la gente piense que viven una vida perfecta. Saben que es lo peor?? que son probablemente las personas mas vacias que existen sobre la tierra.

Es triste a lo que hemos llegado con todo este movimiento de las redes sociales. Las personas han olvidado que la vida tiene sus altos y sus bajos. Que los momentos malos son tan hermosos y valiosos como los momentos buenos.

Que es en los momentos malos o tiempos difíciles donde se aprenden las lecciones mas grandes de vida.

No se obliguen a pensar que la vida tiene que ser perfecta, al contrario aprendamos a disfrutar las imperfección de la vida.

Por que saben que ?? El, que esta muy arriba, siempre se engrandece en nuestras imperfecciones.

Att: Anita

Actriz, Fashion Merchandiser y amante de la vida. Tengo una manera muy particular de ver la vida y hoy quiero compartirlo contigo. Amo los animales, los helados, bailar y cantar en la ducha...y lo demás te lo contare poco a poco...

3 Comments

  • Julio César

    16 marzo, 2017 at 5:38 PM

    Me encantó este post Anita, porque habla de vos como persona y de tu ser interior, de cómo valoras lo interior sobre lo vanal. Pienso igual que tú en que debemos cuidar nuestro cuerpo porque es nuestro templo, pero más debemos cultivar los buenos hábitos en nuestro espíritu porque es de lo que realmente estamos hechos,

    Responder
  • Julio César

    16 marzo, 2017 at 5:46 PM

    A propósito de este hermoso post, quisiera compartir contigo este poema recitado de Facundo Cabral que se te encantará.

    Me gustan los que se callan y me gustan los que cantan, y de tanto andar conmigo me gusta lo que me pasa.
    Me pasan cosas como éstas, aunque no tenga importancia andar contándole a todos todas las cosas que pasan.
    Porque uno no vive solo y lo que me pasa le está sucediendo al mundo, única razón y causa.
    Pues todito es tan perfecto porque perfecto es Dios, que se mueve alguna estrella cuando arranca una flor, por eso si hay uno, hay dos.
    Supe del diablo la noche que al hambriento dije no, también esa noche supe que el diablo es hijo de Dios.
    Ando solo por la vida como un toro y dominante modestamente cantor sin pretensión de enseñar, porque si el mundo es redondo no se que es andar adelante, andar y andar, siempre andando nada mas que por andar.
    No vine a explicar al mundo, sólo vine a tocar.
    No quiero juzgar al hombre, al hombre quiero contar.
    Mi condición es la vida y mi camino cantar y cantar a la vida es mi manera de andar.
    Un día llegue a Tandil y conocí a un anciano que a falta de inteligencia se le dió por ser muy sabio, le pregunté por Jesús una noche al lindo viejo y ahí mismo lo conocí cuando me alcanzó un espejo.
    Yo bailo con mi canción y no con la que me tocan, yo no soy la libertad, pero sí el que la provoca.
    Si ya conozco el camino para que he de andar al costado, si la libertad me gusta, para que he de vivir de esclavo.
    Elegir, yo siempre elijo más que por mi, por mi hermano y si he elegido ser águila fue por amor al gusano.
    Prefiero seguir de pie y no en caballo prestado, alguien por una manzana va siempre quedando a un lado, siempre se llega primero el que va más descargado.
    El día que yo me muera no habrá que usar la balanza, pues pa´velar a un cantor con una bilonga alcanza.
    Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario pues el que acepta un halago empieza a ser dominado. El hombre le hace caricias al caballo, pa´montarlo.
    Perdón si me propasé y me puse moralejo, nadie puede dar consejos, no hay hombre que sea tan viejo.
    Me pongo el sol al hombro y el mundo es amarillo.
    Me gusta andar, pero no sigo el camino pues lo seguro no tiene misterio.
    Me gusta ir con el verano muy lejos pero volver donde mi madre en invierno. Ver los perros que jamás me olvidaron y los caballos y los abrazos que me dan mis hermanos, me gusta… me gusta… me gusta…”

    Responder

Deja un comentario